Menú Principal
7 de agosto de 2015

“El buen dirigente aperra en las buenas y en las malas”

Luis Araya 3

Señala Luis Araya, presidente de la Junta de Vecinos Cardenal Silva Henríquez, de la localidad de Los Loros, activo protagonista de la respuesta comunitaria a la emergencia del 25M en Atacama.

El trabajo desarrollado por los dirigentes sociales durante la emergencia que el 25  de marzo afectó a la región de Atacama, ha sido fundamental para dar respuesta a las necesidades de muchas comunidades que tuvieron importantes pérdidas materiales y humanas debido a esta catástrofe, y en donde estos líderes sociales han desarrollado una labor sobresaliente para comenzar a levantar a sus comunidades.

Una de los zonas más afectadas por la emergencia fue la localidad rural de los Loros en la comuna de Tierra Amarilla, lugar en la que creció y se estableció hace más de 50 Luis Araya Bruce, que actualmente preside la Junta de Vecinos Cardenal Silva Henríquez, ubicada en un sector que fue fuertemente golpeado por la emergencia, y donde muchos familias, incluidas las de Luis, perdieron prácticamente todo.

Luis Araya lleva más de 18 años encabezando esa Junta de Vecinos, la que nació de un toma de terreno de familias que buscaban la oportunidad de un hogar propio  y que luego de mucho trabajo logró su establecimiento formal y la conformación de esta organización social, en la que ha desarrollado una labor importante,  pero que a partir del 25 de marzo cobró un nuevo sentido para este dirigentes, como el mismo nos cuenta: “Bueno este año me di cuenta realmente  de lo importante que es el dirigente, hemos visto como somos muy bien acogidos, yo como dirigente he tenido una muy buena experiencia en lo que se refiere a la emergencia que hemos vivido, antes uno realizaba los trámites propios de la Junta de Vecinos y los papeleos regulares, si usted me pregunta qué significa ser dirigente, yo creo que es un compromiso muy grande, el buen dirigente aperra en las buenas  y en las malas, y nos ha tocado vivir eso, nosotros hemos vivido momentos muy malos, el buen dirigente es el que no solamente ve por lo de uno, sino que tiene que ver por los demás, uno muchas veces deja a su familia al lado para poder trabajar y ayudar a otros”.

El dirigente recuerda como fueron los primeros días tras la emergencia y el rol que le tocó cumplir en la comunidad, “Para nosotros al principio la emergencia fue muy difícil, tuvimos que evacuar gente, fue complicado los días que pasamos en el albergue hasta que el Gobierno llego junto el Municipio, gracias a Dios que el Intendente junto con el Gobernador y el Alcalde Tierra Amarilla llegaron y se la jugaron por nosotros. No nos dedicamos a echarle la culpa a alguien de los que pasó, sino que nos pusimos a trabajar a la par con las autoridades hasta el día de hoy. Para uno como dirigente estas tragedias son difíciles, porque uno es la parte visible de una comunidad, estuvimos a cargo de casi 800 personas, canalizando sus necesidades y realizando trámites en lo que ha sido la emergencia, labor en la que también hemos tenido el apoyo de las autoridades y las empresas privadas. Para mí fue muy difícil los primeros días  por que casi no dormía y como decimos  nosotros, gracias a Dios que el Gobierno llegó a casa”.

El rol desarrollado por Luis Araya y muchos otros dirigentes vecinales y sociales en la región de Atacama ha sido fundamental para avanzar  en entregar respuesta  a las necesidades de las comunidades afectadas por la emergencia, así lo afirmó el Seremi de Gobierno de Atacama, Jorge Hidalgo, quien además destacó el compromiso mostrado en todo momento por lo hombres y mujeres que desarrollan esta labor desinteresada por el bien de sus vecinos y vecinas, “la emergencia nos ha dejado enseñanzas muy valiosas, pudimos ver como en los sectores más organizados ha sido en los que más rápido hemos podido avanzar, ya que la colaboración de las comunidades nos permite aunar esfuerzos  y poder progresar en conjunto bajo un objetivo, labor en la que el trabajo desarrollado por nuestros dirigentes ha sido fundamental  y donde hemos visto ese gran compromiso y entrega desinteresada por el bien de cada una de su comunidades, en el caso de Los Loros la labor de Luis Araya ha sido de suma importancia,  y refleja  a muchos que a pesar de haberse visto afectados por esta catástrofe natural, tienen la fuerza para ponerse de pie, encabezar a una comunidad y ser capaces de liderar el trabajo para la construcción de una mejor región”.

A la hora de avanzar en las soluciones  para las comunidades afectadas por la emergencia del 25 de marzo  las autoridades y la sociedad civil han cumplido un trabajo mancomunado que permite registrar importantes avances que han sido valorado por los dirigentes como Luis Araya , quien al respecto destacó que, “el trabajar conjuntamente con las autoridades del Gobierno y la municipalidad, ha sido fundamental y nos ha permitido beneficiar a la comunidad de Los Loros con viviendas de emergencia, en salud y en beneficios sociales, nosotros hoy somos una población que avanza gracias al Gobierno de la Presidenta Bachelet, que tiene muy buenos representantes  en la región, yo me saco el gorro, y se me deja ponerle una nota al Intendente  y a su equipo del 1 al 10  yo le pongo un 10, porque con ellos trabajé  muy bien  y hasta el día de hoy todavía están pendientes de nosotros, para que ver que es lo que necesitamos y que hay que solucionar”.

Los días no han sido fáciles, pero ya se puede ver a una comunidad organizada que trabaja con el objetivo de levantarse nuevamente, capaz de seguir construyendo en conjunto los sueños que fueron empañados por el barro, así lo demuestra el compromiso de las familias que habitan la localidad y las palabas de Luis Araya, “el mensaje a los vecinos es que hay que tener harta fuerza y no perder nunca la esperanza de surgir, continuar remando todos para el mismos lado y siempre vamos a seguir dando pasos para adelante a pesar de que hayamos perdido todo”.