Menú Principal
4 de marzo de 2015

Director de la DOS: “Queremos empoderar a las organizaciones y a la ciudadanía para hacerlas protagonistas fundamentales de los cambios en marcha”

Tras retornar de una intensa agenda estival que lo hizo visitar prácticamente todas las regiones del país –para planificar en terreno el trabajo 2015 de la DOS-, Camilo Ballesteros nos compartió las principales novedades y énfasis del trabajo de fortalecimiento de la participación ciudadana y organizaciones sociales desde la entidad que lidera.

Director, ya se dio inicio al comienzo formal del 2015. En cuanto a gestión institucional, ¿cuál es el balance de lo realizado durante su primer año al frente de la DOS?

“Durante el 2014 nos dedicamos a dar cumplimiento al mandato de la Presidenta Michelle Bachelet, de llevar a cabo el proceso de transformaciones con participación ciudadana. En general el balance es positivo, sobre todo porque logramos reunirnos con una gran cantidad de organizaciones sociales para crear vínculos, fue una fase necesaria de instalación y generación de redes.

Durante el año que pasó, capacitamos a más de 17 mil personas a través de nuestras Escuelas de Gestión Pública y capacitaciones, a lo largo de todo el país. Desarrollamos alrededor de 50 Diálogos Participativos en todo Chile, con más de 10 mil participantes, en temáticas como: Reforma Educacional, Ley 20.500, Seguridad Pública, Reforma Tributaria, entre otras. El Infobus, en tanto, realizó cerca de 85 mil atenciones.

Todas estas cifras nos indican que el 2014 fue un buen año y que cumplimos, pero por supuesto que aún hay muchas tareas pendientes. Este 2015 se vienen nuevas discusiones trascendentales para el Chile de Todos y Todas y sin duda, deben hacerse con la plena participación de la ciudadanía. El trabajo que desarrollamos nos deja una experiencia y una suerte de pisomínimo y hoydebemos aspirar a mucho más.”

¿Cuáles fueron las principales dificultades para el despliegue de la política participativa que promueve la DOS?

“Creo que debemos avanzar mucho más rápido, y en ese sentido, es potente que este año hagamos el proceso de evaluación de la Ley 20.500 (sobre Asociaciones y Participación Ciudadana en la Gestión Pública). Soy un convencido de que ese proceso nos da la posibilidad de contribuir a que el Estado dé un salto cualitativo en la forma de comprender su relación con la sociedad civil, sobre todo en lo referido a la necesidad de avanzar hacia más y mejores formas de incidencia ciudadana en el ciclo de las políticas públicas”.

En ese marco, ¿cómo evalúa el proceso de ejecución del Instructivo Presidencial sobre Participación Ciudadana en la Gestión Pública?

“Aúnestamos en ese proceso, pero lo más relevante es que nos ha permitido tener una relación mucho máscercana con los diversos servicios del gobierno que tienen la obligación de implementar la ley, lo cual nos ha dado la oportunidad de un salto cualitativo en la generación de espacios de incidencia ciudadana. Desde esa perspectiva, entiendo el instructivo no tan sólo como una finalidad en sí misma, sino también,como una gran oportunidad para la generación de un trabajo que nos permita avanzar con fuerzaen el fortalecimiento de la sociedad civil y la apertura de espacios para participar”.

Una de las principales líneas de trabajo de la DOS son las escuelas para dirigentes sociales. ¿Cuáles son las principales innovaciones para el presente año?

“Queremos hacer un trabajo que sea muchomáscontinuo en el tiempo, y desde esa perspectiva, este año vamos a tener escuelas de dirigentes sociales que van a durar cuatro sábados, lo que nos va a dar la posibilidad de profundizar los contenidos formativos y dar una discusión mucho más potente con los dirigentes sociales en cuanto a lo que son las políticas públicas.

Por otro lado, vamos a tenercapacitaciones mucho más focalizadas.Ambos formatos nos van a dar la posibilidad de trabajar con los dirigentes sociales de distintas maneras, y de entregarles más herramientas concretas para el fortalecimiento de su gestión dirigencial.

Queremos que la ciudadanía participe para “transformar” y en ese sentido, uno de los ámbitos en que hoy chilenos y chilenas viven la desigualdad es también a la hora de participar en la toma de decisiones. Es por eso, que incorporaremos entre los contenidos, las principales reformas y políticas públicas de interés de la ciudadanía”.

¿Cómo DOS, este año esperan trabajar en conjunto con otros servicios del Estado?

“Tenemos previsto realizar capacitaciones en conjunto con distintas entidades públicas, de manera de atender demandas o requerimientos específicos. Por ejemplo, estamos trabajando con el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU), para un plan formativo con dirigentes y líderes vecinales y locales vinculados a la experiencia del Programa “Quiero Mi Barrio”. Con el Instituto Nacional de la Juventud (INJUV) estamos trabajando los desafíos de aportar a liderazgos juveniles. Paralelamente, estamos trabajando con el Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA), con el Servicio Nacional de la Mujer (SERNAM), con el Ministerio del Medio Ambiente, con la Subsecretaría de Prevención del Delito, con la Subsecretaría de Desarrollo Regional (SUBDERE), entre otros. Mencionar además, el trabajo en conjunto con el programa de Mejoramiento Integral para Bajos de Mena, en Puente Alto”.

En materia de despliegue del trabajo de la DOS, a nivel regional, ¿cuáles son las novedades?

“Este año tendremos un trabajo bastante descentralizado,marcado por un fuerte énfasis territorial, que nos permita profundizar el vínculo con el resto del país. Sabemos que Santiago no puede ser Chile, y por eso en enero y febrerotuvimos reuniones con todas las Secretarías Regionales Ministeriales de Gobierno y sus equipos, porque además, queremos recoger las particularidades y características de cada región. No es lo mismo capacitar a un dirigente de Arica, que a uno de Valparaíso. Son realidades diferentes, marcadas por contextos distintos”.

Se deduce entonces que la DOS tendrá este 2015 un importante trabajo territorial.

“Absolutamente. Pondremos un fuerte énfasis en el trabajo territorial. Yo soy un convencido de que la participación ciudadana es esencial para llevar adelante un gobierno democrático. Entregar las herramientas necesarias y mantener informada a la ciudadanía, en este caso a los dirigentes sociales, debe ser nuestro eje de trabajo”.

¿Estos cambios estarán acompañados de mayores recursos?

“Hay un significativo aumento de recursos para las regiones, pero también la idea de entregarles una mayor autonomía para que desplieguen sus trabajos en forma descentralizada. Además, para profundizar el vínculo con el resto del país, visibilizaremos a través de nuestras plataformas como página web, redes sociales y Boletín “Informados” el trabajo que se está desarrollando en regiones con las organizaciones sociales. Sabemos que las regiones tienen potentes organizaciones, que merecen tener un espacio de difusión.

El propósito último de todo este esfuerzo institucional, finalmente, es contribuir al fortalecimiento de las organizaciones sociales, del vasto y diverso tejido asociativo, para empoderar también a la ciudadanía, haciéndola protagonista y actor necesario de los importantes cambios y reformas que como gobierno estamos impulsando”.

COMUNICACIONES DOS